CUMPLEAÑOS Y TIEMPOS DE CAMBIO

Luis Miguel Dominguez 2015

Luis Miguel Dominguez 2015

Los cambios sociales suelen ser procesos graduales que sólo fraguan con el paso de décadas o incluso siglos, pero también hay momentos en los que las transformaciones parecen precipitarse. Las personas nos marcamos fechas simbólicas para reforzar el significado de los cambios en la vida del individuo y la sociedad, como los cumpleaños y las diversas efemérides, pero también existen momentos de metamorfosis que se nos antojan casi vertiginosos.

El cambio hacia actitudes modernas respecto a la naturaleza en nuestro país vivió su época más memorable durante los años de actividad de Félix Rodríguez de la Fuente. Hace la friolera de 45 años, Félix escribió un texto sobre el lobo para su “Enciclopedia de la Fauna” que hoy en día suena sorprendentemente moderno:

“Desde tiempos inmemoriales los seres humanos han acostumbrado a depositar en ciertos animales virtudes o vicios que, realmente, sólo a nuestra especie pertenecen.(…) En esta línea de etiquetar la fauna con matices del comportamiento humano se ha venido tildando al lobo de cruel durante siglos. Todo lo abominable, como la sed de sangre, la traición, la cobardía, se ha atribuido al lobo por la mente popular. Sin embargo, este cánido salvaje, por ser un animal social, resulta sumamente cooperativo, rígidamente jerarquizado, y con una inteligencia que supera seguramente a la de cualquier otro carnívoro salvaje”. Y así continuaba Félix, separando los datos científicos de las proyecciones psicológicas con tanta serenidad como precisión, como parte de una incansable labor divulgativa que llevó a que el lobo por fin se dejase de tratar como una alimaña y se considerase como especie cinegética. Ese fue un paso de gigante que impidió que el lobo siguiese en España el mismo destino que en muchos países europeos, es decir la extinción total.

Pero en el día de su 52 cumpleaños, Félix se embarcó en un vuelo del que no volvería, y en cierto modo esa fecha marcó el inicio de una etapa de estatismo en lo que respecta a la conservación del lobo. Ese estatismo en años recientes ha degenerado en un auténtico retroceso, que resucita en algunos sectores minoritarios actitudes anacrónicas y propias de los tiempos de las infames “juntas de alimañeros”.

Sin embargo en todos esos años la educación ha ido calando y creando un avance irreversible, de modo que la sociedad está madura ya para nuevos cambios. Unos lo saben y otros lo intuyen, pero la reconciliación con la naturaleza ya no es una opción más entre muchas, sino que es el único camino para hacer viable nuestra civilización. Y si hay un elemento que representa nuestra capacidad de actuar a favor y no en contra de la madre Tierra, ése es el lobo. Si queremos que el lobo y los ecosistemas en que vive nos den todo lo bueno que pueden aportar a nuestras vidas, entonces no basta con tolerarlo: hemos de convivir con él. Y si de paso somos capaces de admirarle, entonces aún obtendremos un plus en nuestra calidad de vida.

Sacar al lobo de la categoría de las alimañas nos obligó a tolerarlo, pero el siguiente paso lógico es su protección en toda la península ibérica. Aceptar la generosidad de la naturaleza no es lo mismo que violentarla para extraerle el máximo beneficio en el mínimo tiempo, y si aprendemos a convivir con el lobo estaremos mucho más cerca de comprender ese principio general, esencial para nuestra supervivencia. Y el nacimiento de “Lobo Marley” es uno de los signos de la madurez de la sociedad para ese cambio.

Casualmente hoy 16 de febrero es el 52 cumpleaños del presidente de Lobo Marley, Luis Miguel Domínguez. La misma edad a la que Félix nos dejó, un detalle que no deja de resonar con esa sensación que todos tenemos de que en este 2015 se preparan cambios sin precedentes en nuestra sociedad. Por eso cuando desde L.M. Le deseamos a Luis Miguel un feliz cumpleaños, no podemos separar ese deseo del sueño que todos compartimos: que España empiece a dar ejemplo de modernidad como ya hizo en alguna ocasión, y que los europeos puedan ver reflejadas en el espejo de nuestras zonas loberas sus aspiraciones a un mundo más natural y sostenible. Unas zonas que se convertirán en ejemplos de gestión armoniosa de la naturaleza y nunca más serán el patio de recreo de minorías incapaces de ver más allá de la codicia por un trofeo, o por una propina, por jugosa que sea.

Ese es el cambio por el que luchamos desde Lobo Marley. ¡Feliz cumpleaños Luis Miguel y que en este año podamos celebrar juntos muchas cosas buenas! Ojalá que a partir de hoy mismo empiecen a menudear las sorpresas gratas… ¡y algo nos dice que que así va a ser!

Cumpleaños Luis Miguel Dominguez 2015 Lobo Marley

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>