El Mastin y su Ancestral Funcionalidad junto al Hombre

mastin-leones-guarding-sheep-in-San-Emiliano-Babia

DSCF1392_2

 

El perro, tal y como nosotros le conocemos, el canis familiaris, pertenece a una especie que apenas cuenta con unos ochocientos mil años, mas o menos el mismo lapso que la especie humana. Todavia es muy controvertida la teoria sobre su origen exacto, pero lo mas probable es que descienda del lobo, o de algun progenitor, ya extinguido, que dio origen tanto al lobo como al perro. Sea como fuere, pertenece al genero Canis, que incluye tambien a los lobos, chacales, hienas, coyotes y demas. Es un animal depredador, y muy eficiente, por cierto, y se caracteriza por su gregarismo. Como la mayoria de las especies que cazan en manada, el perro mantiene unas relaciones muy diversas y complejas entre sus congeneres. Esta cualidad le confiere la capacidad de adaptarse facilmente para vivir entre seres humanos: la familia humana es el sustituto de la manada.

Pero olvidemonos por un momento de que es un animal domestico. Ese papel, en la cultura occidental, lo asumio en fecha relativamente reciente, digamos a fines del siglo XVIII o principios del XIX. Con anterioridad, a lo largo de los diez mil años en que ha convivido con el ser humano, el perro no ha sido mas que una especie de herramienta, una preciada y perfecta herramienta de trabajo. El afecto y  admiracion que el homre sentia por el perro podia compararse con el entusiasmo y orgullo que despertaba en el una buena herramienta o un arma habilmente fabricada. La funcion primaria del perro ganadero, del perro tipo Mastin Español que ha llegado a nuestros dias, fue cooperar con la familia humana en el manejo, cuidado y guarda de sus rebaños, de su ganado y por supuesto en la guardia y custodia de su habitat, de todos los bienes del hombre. El animal poseia excelentes cualidades para realizar esta labor. Le vemos trabajando junto al hombre en las pinturas rupestres del neolitico, en los tapices de la Edad Media y en los cuadros renacentistas.

A medida que el hombre se torna menos nomada, mas sedentario y empieza a fundar poblados y pueblos, va otorgando al perro una funcion cada vez mas definida, mas concreta. El poderoso instinto de lealtad a la manada, junto a su sentido de dominio territorial, propio de todo animal depredador, constituian unas naturales caracteristicas ideales para desarrollar esta gran labor. El perro Mastin protegia el poblado, vigilaba los rebaños de su dueño y defendia a los miembros de la familia, su familia humana.

Por logica extensión, de guardian se convirtió en Perro de Guerra. En los jeroglificos egipcios y en los bajorrelieves asirios encontramos perros guerreros. Los usaron los persas, lucharon bajo las ordenes de adiestradores griegos, y los celtas los acorazaban con armaduras de cuero provistas de afiladas cuchillas. Su poderoso fisico, su valor altamente desarrollado en la lucha con grandes y feroces depredadores, sobre todo el temible lobo, su historico oponente, su milenario y ancestral enemigo, le hacia poseedor de una serie de aptitudes que el hombre supo encauzar para desarrollar tal fin. Los romanos enterraban en la misma fosa al adiestrador y a su perro. Era esta una costumbre que no carecia de sentido, pues era tal la union entre ambos, que debian compartirla hasta en la otra vida. Los conquistadores españoles les utilizaban en America del Sur, algunos famosos Mastines se colmaron de gloria en aquel lejano continente, una gloria no por ellos deseada, supongo.

El perro, en general, ha sido siempre utilizado por el hombre en sus contiendas militares. En la guerra moderna, las armas de fuego disminuyeron la eficacia de los canes; sin embargo, estos han continuado actuando en su carácter de guardianes. Setenta mil sirvieron en la primera guerra mundial, y otros miles se distinguieron en la segunda contienda.

En la actualidad existen varias decenas de millones de perros en todo el mundo, perros de todas razas, sin adiestramiento especial alguno, cuyos dueños los poseen como simples mascotas, perros de compañía o como perro de guarda, debido a su innata capacidad protectora. Un numero mas reducido de razas se dedica a tareas mas especializadas: Colabora muy de cerca con el hombre en diversas y muy distintas tareas de campo y ganaderia. Puede detectar aludes, contrabando, encontrar personas desaparecidas en catastrofes naturales o provocados por el hombre, etcetera. El caso es que a los perros les gusta trabajar. Con ese fin principal se les ha criado durante miles de años. Las razas especificas de trabajo que conocemos no son fruto de un accidente biologico o el capricho de una parte de la sociedad, por lo general son razas creadas por el hombre para cumplir unas determinadas necesidades de su propio entorno.

Desde el Neolitico, el hombre ha necesitado de grandes y poderosos canes, grandes y valientes perros, Poderosos Mastines que le fueran utiles en la importante tarea de defender y guardar sus rebaños de los muchos y feroces depredadores que competian con el en busca de su mas basica prioridad: sobrevivir, alimentarse.

Hasta hace poco mas de dos siglos, el perro era una perfecta herramienta de trabajo, util e importantisima, imprescindible para la familia humana y como tal era cuidada y elaborada. Se le criaba, se le reproducia en base a unos parámetros basados en unas necesidades de utilidad muy exigentes. Salud inquebrantable, gran poderio fisico, espartano su mantenimiento y un carácter familiar, dulce y cariñoso con la familia. Feroz, combativo e insobornable con depredadores y extraños que intentaran ir contra los bienes y rebaños de su manada, la familia humana. Aquellos ejemplares que no reunian estas indispensables caracteristicas, eran eliminados o apartados de la cria. No era logico trabajar con perros portadores de graves taras geneticas o ejemplares desequilibrados que podieran ir contra los propios intereses de sus dueños o de sus propios congeneres. Todo ejemplar que manifestara un caracter impropio ( cobardia, agresividad manifiesta hacia el ganado o, sobre todo, hacia niños o cachorros de su propia especie ) era eliminado.

Es a partir del siglo XVIII, mas bien en el XIX, cuando la sociedad, en su inexorable avance, empieza a considerar al perro, por lo general, como un simple animal de compañía. En muchas zonas rurales, en ganaderias y en grandes fincas de recreo, el perro sigue siendo esa herramienta util al hombre que siempre fue. Se le sigue criando bajo unos parámetros de utilidad que, sin duda alguna, mantienen en estos grandes y bellos, poderosos y valientes canes, su recia y milenaria naturaleza y razon de ser.      

Asi tenemos ahora que el perro es un animal gregario, fiel y depredador de suma utilidad para el hombre. Es asimismo, una criatura de una inteligencia relativamente alta. Puede asimilar conceptos, de una manera rudimentaria, y es capaz de realizar ciertas abstracciones. Experimenta emociones y puede ser victima de una serie de neurosis y desordenes de conducta.

La sociedad actual y su incorporación a la misma como simple mascota ha sido desastrosa para el. Semejante estado no es inherentemente contrario o extraño a su ser, pero ha servido de barrera para que la gente en general comprendiera su verdadera naturaleza, su realidad. La gente lo ve poco mas que como un juguete animado y servicial. Como consecuencia directa de ello, contamos con innumerables perros cuya verdadera naturaleza esta pervertida, cuyo carácter esta degradado, cuya inteligencia esta obnubilada, a quienes se les niega la manifestación controlada de impulsos que son poderosisimos, y que viven en un estado de enorrne frustacion.

El perro no es mas que lo que nosotros deseamos que sea. Actualmente a la mayoria de los perros se les cria atendiendo a aquellas cualidades que normalmente se aprecian en muchos de los animales domesticos y que son: Subordinacion y servilismo. En su estado natural, estas cualidades solo se encuentran en animales muy jóvenes. Ellas sirven para proteger a los cachorros contra la posible agresión de los perros de mas edad. Sea por ignorancia, para diversión personal o para beneficiarse personalmente criando un tipo de mascota demandada por la sociedad, el objetivo es siempre el mismo: los criadores de perros se dedican denodadamente a la consecución de un perro hibrido de caracteristicas infantiles y regresivas, tanto desde un punto de vista mental como de la conducta.

Algunos de los actuales planes de cria, por increible que nos parezca, estan basados en unos parámetros que merman la salud de estos seres, de estos nobles y bellos compañeros de viaje del hombre, con cruces excesiva y peligrosamente consanguineos, con la sola idea de: criar un tipo de perro que en base a un, posiblemente, imperfecto o incompleto estandar, nos reporte un tipo de animal en el que la salud, poderio fisico, aptitud y actitudes naturales trasmitidas geneticamente durante siglos; funcionalidad y natural belleza milenaria, apenas tienen importancia. Un tipo de perro en el que deben primar unas caracteristicas fisicas de lineas casi milimetricamente convergentes, donde la salud y otras maravillosas virtudes naturales, quedan en un lejano muy segundo plano. Un animal que defina lo que cada uno entiende que debe ser el ideal de la raza, su propia linea de cria. Un tipo de perro, con el que se intenta conseguir por encima de otras “ muy importantes prioridades “ la antinatural e imposible, en muchos casos, perfeccion estetica de cualquier ser vivo.

Posiblemente tengamos que hacernos un nuevo planteamiento de cara al futuro de muchas de nuestras mascotas, nuestros queridisimos perros en este caso. La ignorancia de muchos y el antinatural egoismo que portamos en nuestros genes, en otros, no esta dejandonos actuar con la necesaria cordura bondad y respeto necesarios con respecto a estos bellos, cercanos y queridos animales.

Francisco Diaz Cueva

Mastinero y Criador de Mastines Españoles.

Fuente noticia: http://www.duelosyquebrantos.net