El Principado niega que la ganadería peligre en los parques naturales

Las organizaciones agrarias alegarán contra los nuevos instrumentos de gestión de estos espacios.

ganado pastando PN.

 

Los nuevos Instrumentos de Gestión Integrada (IGI) que sustituirán a los distintos documentos que regulan los usos permitidos en los espacios que gozan de algún tipo de protección medioambiental generan incertidumbre en el sector ganadero. Y lo hacen porque los trabajadores del campo temen que se limite aún más los manejos y la gestión que pueden realizar del territorio donde pastan sus animales. Con el fin de tranquilizar a los sindicatos agrarios, la consejera de Agroganadería les convocó ayer a una reunión, tras la cual María Jesús Álvarez manifestó que con los IGIs «no se pretende cercenar la ganadería ni el desarrollo económico de estos espacios».

«No hay ningún elemento que pueda poner en peligro la actividad ganadera. El objetivo es promover la actividad económica que tiene que estar basada en el desarrollo del sector primario junto con la conservación de los espacios protegidos», dijo. La consejera asegura que con estos instrumentos se «pretende mejorar la gestión del ganadero para hacerla más participativa».

Sindicatos como UCA y COAG ya anuncian que alegarán contra estos IGIs al entender que incluyen aspectos que perjudicarán a la ganadería que se desarrolla en los espacios protegidos, como la restricción de las zonas de pastos o el uso de purines como abonos. También aprecian contradicciones en otros conceptos como el que aboga por reducir cierres ganaderos, mientras que el Plan del Lobo los fomenta. Desde Asturias Ganadera se considera que la propuesta de elaboración de estos IGIs «es una colección de limitaciones y prohibiciones a los propietarios y usuarios del terreno sin ninguna compensación».

Fuente noticia: http://www.elcomercio.es/