Dos tercios de España corren riesgo de desertificación, según los ingenieros de montes

 

La gestión sostenible de la tierra o la recuperación de la cubierta vegetal pueden frenar el proceso, recuerdan.

Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación, que se celebra hoy, el Colegio de Ingenieros de Montes recuerda dos terceras partes de España están en riesgo de quedarse desiertas, pero recalcan que medidas como la gestión sostenible de la tierra o la recuperación de la cubierta vegetal podrían frenar el proceso. Hace ya más de cien años, Ricardo Codorniú y Stárico, uno de los grandes ingenieros de montes de la historia de España, luchó contra la desertificación de manera activa en Guardamar del Segura, y venció. Es un ejemplo de que algo se puede hacer contra los efectos del cambio climático. Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación, que se celebra hoy, el Colegio de Ingenieros de Montes recuerda que medidas como la gestión sostenible de la tierra o la recuperación de la cubierta vegetal constituyen herramientas para frenar un proceso que podría afectar al 40% del territorio nacional.”La Tierra pertenece al futuro. Protejámosla del Cambio Climático” es el lema escogido este año por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para llamar la atención sobre el avance de la desertificación a nivel mundial. La ONU pretende así alertar sobre la necesidad inmediata de implantar políticas de gestión sostenible de la tierra y prácticas de integración en una respuesta colectiva a la realidad del cambio climático.“Lo terrible del proceso de la desertificación”, recuerda Carlos del Álamo, decano del Colegio de Ingenieros de Montes, en un comunicado oficial recogido por Tendencias 21, son sus consecuencias: la pérdida de capacidad de cultivo de los suelos y de la supervivencia del monte; la pérdida casi irreversible de la biodiversidad de la zona, pérdida de empleos, emigración inevitable debido a la pobreza que implica y, en áreas muy extensas de países poco desarrollados, un aumento alarmante de la malnutrición”.Un ejemplo de lo que se puede hacer es la total reforestación de Sierra Espuña, en Murcia, iniciada también por Ricardo Codorniú en 1889, controlando con ello la erosión y creando un suelo con el que devolvió la vida a un paisaje descarnado y desértico.

Fuente: Instituto de Ingeniería de España

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>