LOBO MARLEY: BREVE BALANCE DE GESTIÓN DEL AÑO 2015

2015 lmLa siembra nos puede parecer el acto más rutinario del mundo, y sin embargo requiere una dosis de paciencia y un pequeño acto de fe, porque hasta donde podemos ver, lo que estamos haciendo es simplemente sepultar las semillas en la tierra. Si se nos permite usar un símil un poco facilón, lo mismo ocurre cuando se siembra la semilla del cambio en la sociedad. Hay que mirar hacia el futuro y confiar en que los procesos sigan su curso, porque si sólo miramos al presente el panorama no es siempre prometedor: a veces parecería que estamos cogiendo lo más valioso que tenemos y arrojándolo a un agujero en la tierra.

Hace ya tres años que Lobo Marley inició su andadura, y durante algún tiempo la semilla que sembramos permaneció en el surco sin dar muchos signos de ir a germinar. Las organizaciones conservacionistas más curtidas veían con desconfianza las propuestas de nuestra asociación, tildándolas de demasiado ambiciosas, e incluso de radicales. Pero en poco tiempo fuimos encontrando un apoyo cada vez mayor de la sociedad, de esos ciudadanos de a pie que son el destinatario de nuestros esfuerzos, los legítimos propietarios del patrimonio natural vivo de este país, y al mismo tiempo nuestra fuerza más importante. Y ahora que entramos en el cuarto año de nuestra andadura, empezamos a ver con más claridad los signos de que la planta está brotando. Nuestra presencia en las redes sociales se afianza y crece cada día; continuamente se suman nuevos socios a nuestras filas; nuestro mensaje llega más allá de nuestras fronteras, despertando el interés y el apoyo de personas e instituciones en el extranjero; y, finalmente, vemos signos de que el mundo del conservacionismo en nuestro país empieza a aceptar como suya la propuesta que constituye la esencia de nuestra lucha: el lobo ibérico debe gozar de protección estricta por ley en toda la península. No podemos conformarnos con menos por una razón muy simple: el lobo es la cúspide de la pirámide ecológica, y el mantenedor del equilibrio de todo lo que está por debajo, desde los corzos hasta los bosques, la hierba y los ríos. Devolver la salud a esos ecosistemas, y permitir que se autorregulen y recuperen su productividad natural ha dejado de ser el sueño de algunos ecologistas: ahora es una demanda ciudadana, y una condición inexcusable para que todos podamos disfrutar no sólo de una calidad de vida digna, sino de unas expectativas realistas de supervivencia a largo plazo para la humanidad y su entorno.

En este 2015 que ha terminado, la lucha ha sido continua, con sus triunfos y sus sinsabores. Vosotros habéis estado a nuestro lado en todo momento, así que no hace falta que os relatemos cada una de las batallitas en las que hemos lidiado, pero sí os queremos ofrecer un resumen de algunos de los hitos que han marcado este año.

A lo largo de 2015, la presencia internacional de lobo Marley ha seguido creciendo y consolidando su actividad, al objeto de por un lado, internacionalizar nuestra causa y visivilizar lo más posible las muertes ilegales y el incesante acoso que por parte de la Administración sufre el lobo ibérico en España; profundizar cada vez más en la creación de Alianzas supranacionales para unir esfuerzos, y en tercer lugar, llevar la defensa estricta del lobo ibérico ante la Unión Europea.

Estos tres objetivos se han abordado satisfactoriamente, en primer lugar con la colaboración de Lobo Marley con una productora Norteamericana que trabaja para National Geographic y con la cual estamos trabajando desde 2014 para contarle al mundo la historia de los lobos indultados por todos vosotros: Almeida y Viriato, así como para mostrar la difícil situación que atraviesa el lobo en la Península debido a los incoherentes contrastes legislativos tan contradictorios entre sí, que padece el lobo en zonas fronterizas con Portugal, y de una Comunidad Autónoma a otra, dilapidando ingentes recursos económicos del contribuyente español, portugués y europeo, y condenando al lobo ibérico a la endogamia permanente en el norte de España, y al riesgo de la extinción, en lugar de a su recuperación en el sur.

En ese sentido, y de la mano de nuestros compañeros en Portugal, y nuestros nuevos socios en Francia, a mediados de este año pasado, anunciábamos la creación a propuesta de Lobo Marley de la Alianza Europea para la Protección del Lobo,

www.facebook.com/European-Alliance-for-Wolf-Conservation-771954562908834/?fref=ts

Esta Alianza estratégica inicia su actividad de forma ya constante y creciente en este año 2016, buscando como objetivo común la unión de todas las organizaciones e Instituciones europeas que defiendan al igual que nosotros, la protección estricta del lobo como pieza fundamental del equilibrio de los ecosistemas, y como especie que de forma natural regula cualquier exceso de ungulados o de epidemias en la fauna silvestre, al tiempo que es autoreguladora de su propia demografía, siendo por tanto contraproducente y nociva a todos los niveles su caza, o los controles letales de cualquier tipo como demuestran cada vez más los estudios científicos.

Esta nueva Alianza para la protección estricta del cánido, servirá también de base para una mayor capacidad de influencia, interlocución, difusión y defensa ante Bruselas y frente a nuestros respectivos gobiernos, de nuestro trabajo en defensa del lobo, apoyado desde ahora también desde fuera de nuestras fronteras por cada vez más instituciones que se vayan adhiriendo a esta lucha común, y desde todos los ámbitos de influencia posible: tanto políticos como civiles, medios de comunicación extranjeros afines a nuestra causa que podamos entre todos aunar.

Respecto a las relaciones con Bruselas, Lobo Marley asistió en noviembre a una petición de comparecencia en la Sede del Parlamento Europeo, para defender nuestra petición parlamentaria 1771 de 2013, la cual después de numerosos problemas y presiones hemos logrado mantener abierta para que prosiga el análisis de la documentación y argumentos presentados por escrito, denunciando los casos de prevaricación e incumplimiento de la Directiva Habitats respecto del lobo ibérico al norte y al sur del Río Duero. El punto central de dicha petición era además, exigir la protección estricta del lobo ibérico en todo el territorio nacional, un paso imprescindible para la especie, para nuestros ecosistemas y su biodiversidad, así como para el futuro del mundo rural a través de una economía más moderna, sostenible, y perdurable en el tiempo, que aproveche todo el potencial que el eco turismo ha de generar también en España.

2015 ha sido un año electoral, y Lobo Marley ha colaborado con otras organizaciones conservacionistas que se han ido sumando a nuestra exigencia principal: pedir la protección estricta por ley del lobo ibérico en toda la península.

De cara a las elecciones municipales y autonómicas, Lobo Marley trabajó con Ecologistas en Acción y ASCEL en la elaboración de un conjunto de 11 medidas para la conservación efectiva del lobo en España, que fueron presentadas ante la prensa en mayo y que se ofrecieron a los partidos políticos que concurrían a los comicios.

Ante la convocatoria de las elecciones generales en diciembre, Lobo Marley colaboró una vez más con Ecologistas en Acción y ASCEL, con la adición esta vez de WWF, redactando un conjunto de 12 propuestas para la conservación del lobo ibérico, adaptadas esta vez al ámbito nacional, que fueron presentadas a la prensa en nuestra flamante nueva sede: el “Gabinete de Historia Natural”. De hecho, la petición de la protección estricta del lobo ha figurado por primera vez en los programas de al menos dos partidos que han concurrido a estas elecciones generales.

Mirando atrás comprobamos que la labor de concienciación de Lobo Marley poco a poco va calando, no sólo en el conjunto de la sociedad, sino también en el mundo del conservacionismo, que ahora va asumiendo nuestra exigencia de protección para el lobo, cada vez más, como propia. Un buen ejemplo de esta tendencia lo vemos en la publicación del cuaderno especial sobre el lobo ibérico en la revista Quercus en septiembre de 2015. En esta publicación no sólo se incluye un artículo firmado por el presidente y el vicepresidente de Lobo Marley exigiendo la protección por ley del lobo ibérico, sino que se reúne un conjunto de artículos que ponen en negro sobre blanco la necesidad de una conservación más efectiva del cánido. Especialmente contundente es el editorial de Quercus al respecto, exigiendo ya desde el titular “Un respeto para el hermano lobo”.

La creciente sintonía del conservacionismo español con la línea de actuación de Lobo Marley también se ha reflejado en los premios que hemos recibido, ya sea a título personal o como organización, este año: Ecologistas en Acción de Navarra concedió a nuestro presidente , Luis Miguel Domínguez, el premio Medio Ambiente 2015 por su labor divulgativa y conservacionista, inseparable de su papel en Lobo Marley. Por otro lado, “Emlobados con Solana del Pino” otorgó a Lobo Marley el premio Lobo Ibérico 2015, entrega que estuvo a cargo del artista Fernando García Herrera y la Alcaldesa de Solana del Pino.

Lobo Marley no podía estar ausente en una fecha tan señalada como el aniversario de la muerte de Félix Rodríguez de la Fuente, ocasión que aprovechamos para celebrar su obra y recordar su compromiso con la conservación del lobo en una localidad tan simbólica como Villardeciervos, en el corazón de la zona lobera de la Sierra de la Culebra. Allí aprovechamos para dejar claro ante los medios de comunicación nuestro rechazo de la anacrónica subasta anual de derechos de caza de lobos, que se celebraba precisamente ese día.

También este año ha continuado nuestra colaboración con el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid mediante la organización de conferencias sobre distintos aspectos de la conservación de la naturaleza.

Y, estando nuestra sede en Madrid, no hemos podido estar al margen de los acontecimientos que está generando el retorno del lobo ibérico a esta comunidad. Mientras que la presencia del cánido en la región es un motivo de celebración para la ciudadanía, no han dejado de producirse actos de desinformación con el propósito de crear conflictividad alrededor del lobo y favorecer con ello intereses particulares. Lobo Marley pudo comprobar de primera mano la inexactitud de algunas noticias alarmistas relacionadas con el lobo en Madrid, obligando a los medios de comunicación a emitir las rectificaciones pertinentes.

Lobo Marley sigue siendo la voz del lobo ibérico, y cada vez va a resultar más difícil para las administraciones ignorar las demandas de una sociedad moderna y sensible, que hace tiempo que dejó atrás el mundo ficticio del cuento de Caperucita Roja, y que tiene una visión del lobo más acorde con la realidad científica y con la necesidad y el derecho ciudadano a disfrutar de una naturaleza saludable y completa.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>