Mil ovejas y 700 cabras mantienen cortafuegos

 

Oveja Latxa

Foto: EUROPA PRESS

GUADALAJARA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) –

   Más de 1.000 ovejas y unas 700 cabras han mantenido una superficie de más de 250 hectáreas de áreas cortafuegos, en Montes de Utilidad Pública, en zonas con alto riesgo de incendios forestales. En esta superficie, incluida en los dos mayores espacios protegidos de Guadalajara, el ganado se ha encargado de mantener limpias las áreas cortafuegos de pasto y matorrales para que en caso de incendio sean más efectivos y permitan un ataque más seguro de los equipos de extinción.

   Este método no excluye otras fórmulas de mantenimiento, ya sean mecánicas o manuales, pero permite que estos mantenimientos se realicen con menos frecuencia, lo que disminuye su coste e impacto ambiental.

Se trata de un proyecto piloto para el empleo del pastoreo en la prevención de incendios forestales en el Parque Natural Sierra Norte y el Parque Natural Alto Tajo, ambos en la provincia de Guadalajara, que se ha desarrollado desde junio a noviembre de este año, según ha informado la Junta en nota de prensa.

El director general de Montes y Espacios Naturales, Javier Gómez-Elvira, ha comprobado en Majaelrayo (Guadalajara) el “éxito” de este proyecto. Gómez-Elvira ha estado acompañado del responsable de Segmento Agrario de La Caixa en Castilla-La Mancha, Ángel Abel de Coca; el delegado de la Junta en Guadalajara, José Luis Condado y el coordinador provincial de la Consejería de Agricultura, Federico Verde.

Este proyecto, en el que han participado tres ganaderos locales, nace de la colaboración entre la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha y la Obra Social La Caixa, que ha aportado 25.000 euros para estudiar la viabilidad del uso del ganado para el mantenimiento de áreas cortafuegos en Montes de Utilidad Pública (MUP) de las localidades de Majaelrayo, Jócar (Arbancón) y Corduente.

La acción nace a raíz del éxito de la Jornada impulsada por la Consejería de Agricultura y la Obra Social La Caixa, que se llevó a cabo en octubre de 2012, bajo el título ‘Prevención de incendios forestales mediante pastoreo controlado con ganado caprino’, y supone la aplicación práctica de la misma.

ACTUACIONES POR LOCALIDAD

En Majaelrayo se ha realizado un área cortafuegos que rodea el casco urbano, con el fin de protegerlo de un posible incendio, dada la situación de riesgo de la población, situada en zona montañosa y con vegetación densa cercana a las viviendas.

En Corduente se ha mantenido un área cortafuegos que parte desde la piscina municipal hasta zonas con gran uso público, como el Barranco de la Hoz o campamentos de verano situados en esta localidad.

Por su parte, en Jócar (Arbancón) se ha mantenido una zona de pastos incluida en una masa forestal de más de 10.000 hectáreas que es clave en caso de incendio forestal por ser la única zona favorable para la extinción.

Además, en todas las zonas se han mejorado instalaciones existentes en para facilitar el duro trabajo diario de estos ganaderos, con abrevaderos, y vallados fijos y portátiles.

Tras el “éxito” de este primer proyecto piloto, se pretende para el próximo año continuar e incrementar este tipo de iniciativas, que son muy beneficiosas para el medio ambiente, favorecen el pastoreo extensivo, implantan población fija en el medio rural y alientan productos ganaderos de máxima calidad.

Fuente noticia.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>