ACLARACIÓN SOBRE LOBO ABATIDO POR CELADOR. DESDE LOBO MARLEY.

Esta foto y los hechos que la secundan, requieren una aclaración para evitar tanto confusiones como condenas sumarias.

La foto no es de agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León,personal funcionario, es de celadores, personal laboral.

Los Celadores  de caza (personal laboral) de la Junta de Castilla y León llevan el mismo uniforme que los agente medioambientales y a simple vista solo diferenciado por el escudo que hay en el brazo y en el pecho.
Como comprendemos para los ciudadanos son los mismos.
Agentes Medioambientales en Castilla y León son 863 y celadores 130.
Los celadores se centran en las reservas de caza y los técnicos o directores de las reservas que gestionan la caza de estas zonas tienen a los celadores como su “guardia pretoriana” por decirlo de alguna manera, sin querer usar el término de forma ofensiva, pero debido a su situación laboral, los manejan mejor que a los agentes medioambientales. La mayoría de los casos están para acompañar a cazadores a abatir piezas, enseñarles las querencias de los animales, enseñarles a rastrearlos y cobrarlos, abatir ejemplares selectivos,etc.
En definitiva no tienen nada que ver con los Agentes Medioambientales.
Esto  ha llevado muchas veces a entrar en conflicto con ellos y dentro de ellos mismos, todo hay que decirlo, conocemos muy buenos profesionales y hay una corriente de opinión que no quieren continuar esa linea de imagen de cazadores pero son los menos. La mayoría hacen lo que se les ordena, acompañar cazadores y cobrar la piezas que cazan.

Con esto no les juzgamos, ya que en definitiva, ese trabajo es su pan de cada día y quedarse sin trabajo hoy en día, es muy duro.
Lo que condenamos, es que en su labor profesional (nos guste más o menos), se jacten y exhiban la pieza que profesionalmente han tenido que abatir, como si de un trofeo de caza se tratase. Este hecho, es el realmente DELEZNABLE Y CONDENABLE. Y si no, que lo hagan sin el uniforme  porque el mismo representa a una institución y administración.

A nosotros nos gustaría  transparencia en la gestión de las reservas de caza de Castilla y León o que las reservas se conviertan en cotos privados de caza y los celadores que quieran, pasen a ser guardas privados que dejen la administración y se dediquen a esto pero a título privado y sin uniforme  ni coche oficial.
El resto de celadores que quieran ser funcionarios y defender unos valores y una legalidad y dignidad profesional que sean funcionarizados y que pasen a ser Agentes Medioambientales (funcionarios) como el resto y que hagan cumplir las normas como se le debe exigir a los funcionarios públicos.
Así a los jefecillos de los servicios provinciales de caza donde hay reservas se les acabará el chollo de tener un personal para acompañar a sus “amigotes” a cazar a cambio de regalos y favores y lo que no sabemos ni podremos demostrar nunca.