COMUNICADO DE LOBO MARLEY SOBRE EL NUEVO PROYECTO DE LEY DE MONTES Y ORDENACIÓN FORESTAL DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS

Asturias Lobo2016COMUNICADO DE LOBO MARLEY SOBRE EL NUEVO PROYECTO DE LEY DE MONTES Y ORDENACIÓN FORESTAL DEL PRINCIPADO DE ASTURIAS.

Un nuevo proyecto de ley se presentará en septiembre ante el parlamento asturiano. Se trata de una modificación de la Ley 3/2004, de 23 de noviembre, de Montes y Ordenación Forestal del Principado de Asturias, en concreto de los artículos 66.2, articulo 90 apartado 2, párrafo g) y el artículo 91, apartados 1 y 2, párrafo g). Esta reforma de ley ha sido aprobada para debate con el apoyo de PP, PSOE, IU, Ciudadanos y foro Asturias, y con la única abstención de Podemos.

 

En resumen, esta reforma plantea lo siguiente: tras un incendio forestal, ya no se podrá acotar al pastoreo, como se venía haciendo para permitir que el bosque se regenere. Se anularán todos los acotados existentes, y se eliminará del régimen sancionador el poder sancionar cuando el ganado este pastando en las zonas afectadas por el incendio. Además todos los expedientes sancionadores en curso se anularán.

 

¿Cómo es la ley en las comunidades autónomas próximas? En Galicia tras un incendio forestal, hay una prohibición automática de pastoreo por dos años, y en Castilla y León por cinco. En Asturias, hasta ahora, tras un incendio forestal, había que instruir un expediente y se podía acotar si era preciso, por un tiempo de entre uno y cinco años. Recordemos también que en los últimos 10 años en Asturias, alrededor del 90% de los incendios han sido provocados. Sin ir más lejos el pasado mes de diciembre y princios de enero, más de 100 incendios forestales simultáneos provocados en su gran mayoría intencionadamente para incrementar los pastizales según investigaciones del SEPRONA y de la Fiscalía de Medio Ambiente, asolaron la cornisa cantábrica con perdida incluso de vidas humanas. En lugar de endurecer con sanciones y restricciones más severas a los culpables, la reforma propuesta pretende anular todas las medidas disuasorias y dejar vía libre a determinados segmentos del sector ganadero para quemar el monte a su antojo y ya con total impunidad, premiando y estimulando “el cerillazo”, e indirectamente fomentando la tolerancia social hacia el fuego.

 

Asturias acumula el 45% de los siniestros de toda España según datos del MAGRAMA. Mientras que en todo el país el 54,7% de los fuegos son intencionados, en el noroeste ese porcentaje crece hasta el 71%, de los que la gran mayoría, paradójicamente, se dan en invierno, época no en vano, en la que el ganado suele estar ya recogido.

Si esta reforma sale adelante, las tierras quemadas podrán ser pastadas, destruyendo así la posibilidad de regeneración de la masa forestal, pero además se considerarán susceptibles de recibir subvenciones de la PAC.

 

Esta propuesta de reforma de ley nos habla del poco interés en la conservación del medio rural que tiene la mayoría de los partidos políticos representados en Asturias, y demuestra hasta que punto dichos partidos están cautivos de determinada ganadería anti-conservacionista. Una vez más se opta por adoptar medidas que agravan en vez de resolver los problemas que surgen por el abuso de nuestro patrimonio natural, pero detrás de este sinsentido se oculta no sólo la tentación del voto fácil, sino ese filón económico que son las subvenciones de la PAC.

 

El principado de Asturias alberga algunos de los más bellos parajes naturales de nuestro país, y da cobijo a auténticas joyas de nuestra fauna ibérica, y nosotros somos responsables de que esa simbiosis “natural”, desgraciadamente ya alterada por el hombre, siga en pié y funcionando para que nuestro patrimonio cultural y natural se mantenga en equilibrio. No podemos permitir de ninguna manera que se apruebe una reforma de ley que no sólo va a despenalizar sino a incentivar la quema intencionada de nuestros montes. La formula ya está hecha: bosque quemado= subvención PAC+ futuro prado para pasto. Si escuchamos en silencio, se puede oír el frotar de manos de algunos interesados. Nosotros estamos aquí para dejar claro que este país quiere un patrimonio natural con sus sotobosques y sus sistemas internos. Con sus linces, sus osos y por supuesto, sus lobos. Destruir el sotobosque es un crimen medioambiental en potencia que NO PUEDE quedar impune, ya que se estaría destruyendo un lugar lleno de vida, donde nuestra fauna se cobija, se alimenta y crea eso que nosotros llamamos naturaleza. La reforma de ley propuesta, además de ir en contra del interés general frente al particular, contraviene aún más las políticas y compromisos de España en favor de la lucha contra el cambio climático, los cuales exigen fomentar la recuperación de los bosques autóctonos, siendo además nuestro país el más afectado por el cambio climático en toda la UE.

 

No queremos ver a Asturias arder otra vez. El mundo rural necesita pequeños proyectos sostenibles de explotación forestal para tener bosques sanos con unos niveles de biomasa que aseguren una buena estructura de aguante en caso de incendios, y también necesita que se siga potenciando el turismo rural para acercar a las personas a la naturaleza. El sector ganadero no se va a salvar quemando montes. La propuesta de reforma de ley de los acotamientos es completamente contraproducente e innecesaria.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>