EL LOBO NO FUE….

Luis Miguel Dominguez y Fco. Javier Colmenarejo ganadero
Luis Miguel Dominguez y Fco. Javier Colmenarejo ganadero

D. Fco. Javier Colmenarejo vecino de San Mamés, término municipal de Navarredonda (Valle de Lozoya), ganadero de vocación y profesión, con ganado de cabras autóctonas de la Sierra de Guadarrama, sufrió el pasado 11 de Enero la desaparición de 80 de estas cabras y la muerte de otras 14,  a fecha de hoy 7 desaparecidas.

Sus cabras, que con tanto esmero, sacrificio y dedicación cuida a diario, son las que le dan leche para su producción de quesos artesanos de gran calidad de la que depende su economía familiar.

Desde un primer momento y conocedores de tal pérdida y desgracia Lobo Marley se pone en contacto con él.   Lobo Marley apoya y apoyó siempre la labor de este ganadero, desde el principio y expresado así al propio Javier.   Más de un documental dirigido por Luis Miguel Dominguez Mencía apoyó sin pretensiones a este ganadero y esto se vió reflejado en un aumento en la venta de sus quesos artesanos, cosa por otro lado normal, debido a la gran calidad de éstos, así como documentales de Luis Miguel, donde se refleja este respaldo desde hace más de treinta años.

El apoyo de la Plataforma Ciudadana Lobo Marley es total desde el principio y Fco. Javier Colmenarejo lo sabe, él reconoce que  «el lobo no tiene culpa de nada», que «son quienes lo gestionan en Madrid»…

Las conversaciones telefónicas del Presidente de Lobo Marley Luis Miguel Domínguez Mencía con Javier han sido largas, la actitud de este ganadero por entonces era comprensible, su rabia, su desazón, su dolor, su angustia, su pérdida, más que justificadas.
Curiosamente en cuanto interviene ASAJA,  ( Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de la CAM ), la actitud de este buen hombre cambia.
ASAJA sin pruebas acusa de la muerte del ganado directamente al lobo, haciéndo un uso tóxico de este suceso, lo que provoca el desequilibrio de la paz en el mundo rural madrileño, lo que una vez más enciende la mecha de la inquina, el odio, la sinrazón y la » xenofobia lobuna «, la persecución sistemática, la justificación de estas muertes, tan extendida  ya por todo nuestro territorio nacional, en el que se encuentra una especie en extinción, como es el Lobo Ibérico.
Según ASAJA en nota de prensa publicada el día 15 de Enero la certificación de los Agentes es en lo que se basa, pero este Certificado, ( visto por Lobo Marley ) , pone como motivo de la muerte de las cabras, «Cánido»….  A esto hay que sumar la divulgación del tema del que sin pruebas contundentes se hacen eco TeleMadrid y algún que otro periódico regional.

 

El mismo día del «ataque», se realizaron dos batidas a escasos 2 kms dónde pace el ganado  de Javier, batida con rehalas numerosas para controlar la población de jabalies dentro del Parque Nacional.  Las horas de estas pérdidas de ganado coinciden con las batidas.  Hay que apuntar que por cada lobo que hay en el Parque Nacional de Guadarrama, ( escasos 8/10 ), existen 1000 perros asilvestrados en la Cam.!!

D. Ramón Castillo, Jefe de la Guarderia de la Cam e Ismael Pérez  Jefe  del Departamento de Faúna Silvestre en conversaciones con Lobo Marley creen más compatible la «cuerda alta» con los lobos,  y «no certifican personalmente» que hayan sido los lobos…

En definitiva, no hay pruebas de ADN ni certificados donde se constate que ha sido el lobo…

 

El trabajo de varios miembro de Lobo Marley sobre el terreno no es nada relevante, el resultado es el mismo, falta de pruebas, huellas, indicios, excrementos de ovejas, nada de nada…

 

Lobo Marley  no va a tolerar  que una vez más el lobo sea un instrumento político en cada Comunidad Autónoma, un mero tramite burocrático, un estorbo para la sociedad rural, un generador de odio por su gestión o un arma arrojadiza contra la Administración Regional.

 

Lobo Marley está con el mundo rural, defendiendo los intereses del ganadero y la coexistencia de este animal en su Medio compartido, pero no podemos sostener la fábula torticera que se está haciendo de todo este asunto, venga de quién venga.

 

Javier cobrará  la pérdida en dinero, lo que no podrá recuperar es el cariño que le tenía a cada cabra perdída, a las que consideraba de la familia, le va a costar recuperar sobre todo, su espíritu de hermandad con el lobo, compañero y competidor de su Medio, tampoco recuperará el cariño que los amigos del lobo le teníamos, escuchándo algunas «lindezas» que dijo de manera tan rotúndas y «lobicidas», su oídos han sido manipulados con odio y rencor hacia este animal por parte de quienes pretenden extinguirle en Madrid,  ahora que se atreve a asomarse a las puertas del recien inagurado Parque Nacional de Guadarrama después de 51 largos años.

 

Mariano Valencia / Lobo Marley.